Desde diciembre de 2008 nos han visitado

Buscar este blog

domingo, 13 de septiembre de 2009

51 operaciones para convertir su rostro en Nefertiti


Su transformación comenzó hace más de 20 años y todo porque cree firmemente que en una vida anterior fue la reina egipcia Nefertiti.mDurante todo este tiempoh, Nileen Manita ha gastado la suma de 200.000 libras (unos 140.000 euros) para convertir su rostro en el de la ‘belleza del Nilo’.

Se ha sometido a 51 operaciones: ocho de nariz, tres implantes de mentón, un levantamiento de cejas, tres liftings, seis mini liftings, dos cirugías de labio, cinco oculares y 20 ajustes menores.

Namita, una artista británica de 49 años, comenzó lo que ella denomina ‘trabajo en proceso’ (asegura que aún no ha acabado) en 1987, convencida de que en otra vida anterior había sido Nefertiti: “Durante mi infancia y adolescencia tuve sueños constantes con esta reina egipcia, en los que podía ver, con todo tipo de detalles, dónde vivía, sus siervos, lo que comía… al principio me pareció horrible, pero me propuse investigar por qué tenía esos sueños, incluso acudí a los 23 años a un psicoanalista, hasta que al final me convencí de que yo era una reencarnación de Nefertiti”, dice Namita en palabras recogidas por el Daily Mail.

La reencarnación, en la religión y en niños

Todas las religiones con origen en el hinduismo creen en la reencarnación como un ciclo que no tiene fin. El Cristianismo, pese a que en sus orígenes tuvo un grupo de fieles (los gnósticos), rechaza esta creencia.

Existen diversos estudios recientes, como el realizado por el Departamento de Psiquiatría de la universidad de Virginia (EE UU), en los que se han seguido casos como el de la protagonista de esta historia. Niños que tienen sueños sobre vidas pasadas, un comportamiento que, según psiquiatras, puede ocurrir en niños de hasta 7 años.

Pese a todo, aún no se sabe de manera exacta a qué puede deberse esto: se baraja desde el fraude, hasta la criptomnesia (recordar información obtenida en algún momento de la vida, aunque no se sabe cuándo) o la memoria genética.

Fuente: 20 Minutos.es

4 comentarios:

Bet dijo...

Pues la verdad, qué susto!!

Beatriz dijo...

Pues vaya vida qu lleva la pobre!!!!
Aissssssssss yo cuando me muera quiero reencarnarme en tortuga marina, para viajar por medio mundo y vivir 100 años.
Me encantan las cositas qe publicas!!!!1

Fátima dijo...

La verdad es que algunas por conservarse hasta la eternidad no saben que hacer. ¡¡Quizás acabe como una momia!!
Bicos
Fátima

N.M y R.G dijo...

Que desperdicio de dinero la verdad...
Saludos.
FAMILIA COLORIN

Te puede interesar

Related Posts with Thumbnails

Por ahora nos siguen...


Árbol Babobab de Madagascar (Foto de Viaje a Africa)

Se acuerdan de nosotros y nos premian. Gracias

Se acuerdan de nosotros y nos premian. Gracias
(Marzo 2009)

Concedido por Ong Mediterránea (Marzo 2009)

Concedido por Cristina y Diego desde "Mi trocito de África" (Marzo 2009)

Concedido por Bet y Marc de "Camí d'África" (Julio 09)

Concedido por Kagurafrica (Octubre 2009)