Desde diciembre de 2008 nos han visitado

Buscar este blog

martes, 20 de octubre de 2009

La dudosa democracia de Robert Mugabe





Robert Mugabe es considerado el héroe de la independencia de Zimbabwe del yugo británico. Está en el poder desde hace ya 28 años, primero con un sistema de ejecutivo indirecto (Premier), y luego con uno presidencialista. Debido a la sumatoria de una serie de dudosas elecciones y la represión contra grupos disidentes, la Unión Europea y la ONU consideran su gobierno una dictadura, pero su larga trayectoria en el poder hacen muy difícil descifrar, realmente, cómo se sostiene su gobierno autoproclamado democrático.
Hay que tener en cuenta que la liberación de la antigua Rhodesia del Sur -así se llamaba Zimbabwe antes de Mugabe-, tiene características particulares si se la compara a las demás independencias africanas en manos británicas. Pues la independencia de este país fue de facto, vale decir, que la minoría blanca que allí dominaba se separó de Gran Bretaña sin que esta reconozca al país y sin ser reconocida internacionalmente.
Como en otros países del continente negro, donde coexistían minorías blancas con poder económico y grandes mayorías de color empobrecidas, en Rhodesia se implantó el apartheid -régimen por el cual la minoría blanca domina política y económicamente-, tal y como se dio en Sudáfrica. La diferencia aquí es que la población de color era el 99 por ciento, y ese uno restante imponía una dura represión, con secuestros y otras atrocidades.
Robert Gabriel Mugabe nació en Rhodesia del Sur en 1924. Volvió a su país de origen en el año 1960, después de una estadía en Londres, lugar donde estudió economía y se unió a las filas de la ZAPU (Unión Popular Africana de Zimbabwe), para pelear contra el régimen racista.
Al tiempo, ya como líder de la ZAPU, después de veinte incansables años de lucha contra el régimen, se logró en 1980 la paz bajo dos términos fundamentales: el poder quedaría para la mayoría de color y Mugabe -héroe indiscutido de la liberación- accedería a la jefatura gubernamental. Todo esto se cumplió, y al poco de ser proclamado primer Ministro, Mugabe cambió el nombre de Rhodesia del Sur por el de Zimbabwe.
Podría decirse que los primeros diez años de gobierno, fueron espléndidos para Mugabe: se alió con China -lo que le trajo buenos negocios económicos-, alentó a los granjeros británicos (minoría del país) a quedarse y hacer de Zimbabwe un gran exportador, y combatió el analfabetismo consiguiendo buenos resultados.
Cuando llegó el ocaso de su mandato, reformó las leyes electorales para instaurar en Zimbabwe un régimen presidencialista, aunque su popularidad estaba en declive debido al decaimiento económico. No obstante, sorpresivamente ganó las elecciones y a la larga lista de méritos (es decir, libertador de su país y primer Premier) se sumó el título de primer presidente. Vale aclarar que esos comicios se dieron en un clima de violencia y desde un primer momento se denunció fraude electoral.
Entre tanto, Zimbabwe dejó el sistema de partido único (marxista hasta la reforma) por el sistema multipartidista, como en cualquier nación democrática.
Para el año 1998 la crisis económica era tal, que tomó la decisión de expropiar las tierras de los blancos y redistribuirlas, lo cual le valió un bloqueo económico por parte de Estados Unidos y la Unión Europea.
Ya en al año 2002, las elecciones fueron nuevamente favorables para Mugabe, quien triunfó con el 52.6 por ciento de los votos, aunque cifras de órganos electorales de ese país denunciaron en el extranjero otros resultados que le eran desfavorables.


Las cifras

Esta situación se repitió en el año 2008 con otro triunfo más, por una segunda vuelta decretada por Mugabe. Pero partidos políticos disidentes, muy bien organizados, sumados a organizaciones internacionales, mostraron al mundo lo que el desgaste de poder de este héroe de la independencia, dejó en Zimbabwe:
- Esperanza de vida poblacional de 36 años.
- Una inflación de 10 mil por ciento hasta el 2007, que subió a 160 mil por ciento.
- 80 por ciento de desempleo.
- Billetes de pago con fecha de vencimiento. Es decir, la moneda está tan devaluada que una vez que se vence la fecha del billete, este pierde su valor.
Con estas cifras espantosas, el día 21 de febrero de 2009 y tras pedir a otras naciones africanas cerca de 2.000 millones de dólares para restaurar los sistemas de salud, educación y aguas del país, Robert Mugabe festejó sus 85 años gastando 250 mil dólares en su fiesta. Podría afirmarse que celebró, gastando mucho menos de lo que el poder está desgastando al mandatario en cuestión.
Actualmente Estados Unidos y Reino Unido están propiciando sanciones contra el gobierno de Mugabe, al que consideran ilegítimo. El 27 de junio de 2008, Javier Solana, jefe de la Diplomacia europea, declaró que los resultados de la segunda vuelta de las elecciones del 2008 no podían considerarse legítimos, pues se había negado al pueblo la posibilidad de elegir libremente.
Texto: Julio Macchi


2 comentarios:

Félix Soria dijo...

Hola, creo que este asunto te interesa, ver:
http://im-pulso.blogspot.com/2009/10/trafigura-el-primer-mundo-envenena.html
(no hace falta que publiques este comentario).

Fátima dijo...

Hola Felix conozco el tema porque mi hijo es adoptado en Costa de Marfil y es uno de los países con los que tengo más contacto. Fue un escándalo y el número de afectado impresionante. En el blog de mi hijo ya puse un enlace a la noticia cuando salió lo de la indemnización de las víctimas. de todas formas pondré también algo en este. Muchas gracias
Fátima

Te puede interesar

Related Posts with Thumbnails

Por ahora nos siguen...


Árbol Babobab de Madagascar (Foto de Viaje a Africa)

Se acuerdan de nosotros y nos premian. Gracias

Se acuerdan de nosotros y nos premian. Gracias
(Marzo 2009)

Concedido por Ong Mediterránea (Marzo 2009)

Concedido por Cristina y Diego desde "Mi trocito de África" (Marzo 2009)

Concedido por Bet y Marc de "Camí d'África" (Julio 09)

Concedido por Kagurafrica (Octubre 2009)