Desde diciembre de 2008 nos han visitado

Buscar este blog

lunes, 7 de diciembre de 2009

Una bicicleta para no caminar cuatro horas hasta la escuela

A 1.000 bicicletas por mes hasta llegar a los 50.000 estudiantes, especialmente chicas, que se beneficiarán de disponer de un vehículo con el que recorrer los kilómetros (muchos en demasiados casos) entre sus casas y escuelas e institutos en las áreas rurales. Es el proyecto que ha iniciado en Zambia World Bycicle Relief, una ONG estadounidense que se formó tras el tsunami de 2002 con la creencia de que las bicicletas tienen la capacidad perfecta para acercar a la población más necesitada a hospitales, escuelas y desarrollo e independencia económica.

Si el objetivo en Sri Lanka fue conseguido con la producción local de 24.000 bicicletas tras el tsunami, en Zambia el éxito de la organización ha radicado asimismo en la provisión de bicicletas para trabajadores comunitarios y sanitarios que trabajan en el área de VIH-SIDA: "Antes de recibir las bicicletas, los cuidadores caminaban de una casa de un paciente a otra. Ahora su capacidad para llegar a los pacientes se ha multiplicado por cuatro y por lo tanto la duración y extensión de sus cuidados", explica Chris Strout, responsable de comunicación de la ONG, cuya filosofía pasa también por el adiestramiento de mecánicos locales, tanto para el montaje de las bicis como para su mantenimiento posterior.



"Establecemos asociaciones en materia de salud, desarrollo económico y educación. En Zambia teníamos las dos primeras ya cubiertas, así que la lógica nos llevaba a entrar en educación. El Ministerio de Educación del país identificó 500 escuelas de 16 distritos que podían necesitar bicicletas por la extensa área geográfica de alumnos que cubren. Es un país en el que el 50% de la población es menor de 16 años y donde la tasa de abandono del colegio es muy elevada, de un 40%".
Parte de la razón de ello son las largas distancias que deben cubrir los estudiantes, pero, para las chicas además, las responsabilidades domésticas son más (especialmente en un país con un elevado porcentaje de fallecimientos por sida que ocasionan que las chicas mayores deban ocuparse de sus hermanos) y las posibilidades de ser agredidas o asaltadas en los largos caminos de la escuela a casa también mayores.

"Es por eso que en un 70% de los casos, las bicicletas van destinadas a las chicas. Por supuesto, pueden utilizarlas para ayudar en la economía familiar o de forma privada, pero siempre y cuando la usen de forma regular para llegar al cole", explica Strout, que añade que se estipulan unos mínimos de asistencia a clase, controlados por monitores, voluntarios en el proyecto. Por cada 50 bicicletas entregadas en una comunidad, un mecánico es adiestrado para atender su funcionamiento correcto. A los mecánicos, además, se les enseñan conocimientos básicos en administración, "por lo que pueden iniciar si así lo desean su propio negocio privado". El objetivo de la organización es llegar a cubrir 5.000 escuelas en Zambia y, aunque World Bicycle Relief, trabaja con patrocinio, "dependemos de las donaciones de particulares", dice Strout.

De acuerdo con un informe del Ministerio de Educación de Zambia, algunos estudiantes llegan a caminar 20 kilómetros para ir a la escuela. Cuatro horas de camino cada día. Según el estudio, estas distancias suponen mayor riesgo para los pequeños de ser asaltados, agredidos sexualmente, no contribuye a una adecuada nutrición y supone ocupar un tiempo que puede ser precioso si ayudan en la economía familiar. Para los estudiantes de secundaria, las distancias son todavía más largas y algunas veces alquilan habitaciones en las poblaciones grandes, lo que expone a las chicas "a un mayor riesgo de caer en comercio sexual y otros peligros, alejadas de la supervisión paterna".

World Bicycle Relief tiene como patrocinadores principales a la productora de componentes SRAM y a la distribuidora Trek, lo que posibilita que las bicicletas que llegan a los diferentes países estén ajustadas técnicamente a las condiciones de los mismos: "Por ejemplo, la que adaptamos en Zambia tiene mayor capacidad de carga atrás (el doble), los frenos son más robustos, así como los neumáticos y los pedales; el marco también es más fuerte, acondicionado para los caminos y carreteras africanas". De acuerdo con Strout, su organización está en constante diálogo con asociaciones de países africanos (y otros países en vías de desarrollo) para el establecimiento de proyectos que necesiten "de más de 1.000 bicicletas, por lo que nuestras decisiones de dónde actuar están basadas en la necesidad y también en la capacidad de apoyar un programa integral basado en las dos ruedas".




Uno de los ejemplos, también en Zambia, de tal proyecto es el que les llevó a asociarse con RAPIDS, un consorcio de seis ONG que procuraba el adiestramiento de voluntarios en las comunidades que apoyaran a los pacientes con HIV-Sida (la falta de médicos y enfermeras obliga a que sean las propias comunidades las que se responsabilicen de sus enfermos y los voluntarios ocupan un papel primordial en ello). La ONG World Vision hizo una evaluación del programa: "Las bicicletas juegan un papel primordial en la tarea de los voluntarios, que han superado los problemas de transporte para acceder a los pacientes y atenderles. Durante una entrevista, los cuidadores testificaron que el uso de bicicletas ha supuesto una mejora en la atención y duración de sus visitas".

Fuente: Soitude
Texto y Fotos: Lali Cambra

2 comentarios:

Beatriz dijo...

Cuando leo estas cosas me doy cuenta de lo mucho que les sobra a nuestros niños aqui y porque hay tanto fracaso escolar. No tienen nada por lo que esforzarse.

Fátima dijo...

Tienes toda la razón pero mucha culpa la tenemos los adultos que le inculcamos los hábitos consumistas.
Bicos
Fátima

Te puede interesar

Related Posts with Thumbnails

Por ahora nos siguen...


Árbol Babobab de Madagascar (Foto de Viaje a Africa)

Se acuerdan de nosotros y nos premian. Gracias

Se acuerdan de nosotros y nos premian. Gracias
(Marzo 2009)

Concedido por Ong Mediterránea (Marzo 2009)

Concedido por Cristina y Diego desde "Mi trocito de África" (Marzo 2009)

Concedido por Bet y Marc de "Camí d'África" (Julio 09)

Concedido por Kagurafrica (Octubre 2009)