Desde diciembre de 2008 nos han visitado

Buscar este blog

lunes, 2 de agosto de 2010

Graves destruciones de recursos acuáticos


La foto de la izquierda tomada en 1990 desde satélites artificiales muestra los humedales alrededor de lor ríos Tigris y Euphrates (de color oscuro), e indica la zona de color gris donde el agua ha sido agotada por el bombeo. La foto de la derecha tomada en 2000 manifiesta la reducción en gran margen del agua debido al bombeo del agua de los ríos para la irrigación de tierras de cultivo.

Otro ejemplo lo consituye el lago Toska en el sur de Egipto. Fue construido con el agua del lago artificial Nasser formado tras la construcción de la Presa Assuán sobre el Nilo, un proyecto de Egipto para la edificación de una nueva zona agrícola e industria. Como indican las fotos, esta zona sufrió graves pérdidas de recursos acuáticos. Un gráfico tomado en marzo de 2001 mustra que el cauce del Toska se acercó su capacidad de depósito máxima diseñada, pero otra de 2005 indica el drástico descenso del agua en gran margen y que solo quedaban humedales alrededor del lago debido a la sequía y la creciente demanda de recursos acuáticos. 


El lago Chad, que fue el cuarto más grande de Africa en la década 1960 con una superficie de 10 mil millas cuadradas, disminuyó a unas 600 millas cuadradas, debido al excesivo regadío y greve seca.

Benjamin Lloyd-Hughes, del Instituto Walker de Investigación del Sistema Climático adscrito a la Universidad Reading, dijo que la catástrofe en el mar de Aral y los humedales son el resultado de las actividades humanas y el ascenso de la temperatura. No se registran cambios en la precipitación. La temperatura ha subido en más de un grado centígrado. La evaporación ha aumentado la pérdida de agua y el contenido de contaminantes y aliviado la dilución, agravando la contaminación regional. A partir de 1990, la precipitación regional ha bajado en un 30 por ciento y no hay notables cambios en la temperatura. Al parecer, el descenso del cauce del lago se debe a la disminución de precipitación en vez de el aumento de la evaporación. Se puede prever que no se registrarán cambios en la precipitación en la zona pero la tempratura se elevará en dos grados centígrados antes del año 2100. estas perspectivas resultarán menos malas para el mar de Aral y los humedales en Mesopotamia. El calentamiento global es un problema a nivel mundial. La sequía resultará más grave.

El rápido aumento de la población del mundo conducirá a aumentar en gran medida la demanda de tierras destinadas a la agricultura y las necesidades de recursos acuáticos serán mucho más que el suministro de los mismos, lo que constituirá un problema más severo.

Fuente: Pueblo en Línea

No hay comentarios:

Te puede interesar

Related Posts with Thumbnails

Por ahora nos siguen...


Árbol Babobab de Madagascar (Foto de Viaje a Africa)

Se acuerdan de nosotros y nos premian. Gracias

Se acuerdan de nosotros y nos premian. Gracias
(Marzo 2009)

Concedido por Ong Mediterránea (Marzo 2009)

Concedido por Cristina y Diego desde "Mi trocito de África" (Marzo 2009)

Concedido por Bet y Marc de "Camí d'África" (Julio 09)

Concedido por Kagurafrica (Octubre 2009)