Desde diciembre de 2008 nos han visitado

Buscar este blog

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Autopista contra el Serengeti

El Parque Nacional del Serengueti, en Tanzania, está declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, sin embargo el presidente de Tanzania, Jakaya Mrisho Kikwete, ha vuelto a poner sobre la mesa la autopista que cruzará este parque natural y que, según varios grupos conservacionistas, romperá el ecosistema de 30.000 kilómetros cuadrados que abarca el Serengeti y distintas zonas protegidas como Loliondo y Ngorongro en Tanzania o el Masai Mara en Kenya.


La nueva vía rápida debe servir para conectar la gran fuente de pescado del Lago Victoria, la ciudad más grande del norte de Tanzania, Arusha, y el puerto comercial de Dar es Salaam, mejorando así el transporte comercial del este africano y sobre todo la zona rica en minerales de los Grandes Lagos y Dar es Salaam. La construcción de la autopista afectará al 1,3 millones de ñus y a las 300.000 zebras que, año tras año, recorren 2.100 kilómetros huyendo de la estación seca, un fenómeno conocido como la Gran Migración y que sustenta este ecosistema. Se calcula que, con la nueva vía, morirán cerca del 80% de los animales, pero el informe realizado por el propio Gobierno sobre las consecuencias de la carretera menosprecia los daños en la flora y la fauna.

El presidente Kikwete prometió la construcción de la autopista en la última campaña electoral del 2005. Ahora, a las puertas de las próximas elecciones presidenciales de octubre, Kikwete ha declarado que espera que las obras empiecen a principios del 2012, con un coste de 480 millones de euros, y finalicen en menos de un año.

El pasado 31 de julio, el presidente tanzano consideró, en un discurso por televisión, que los 53 kilómetros que atraviesan el parque natural no serán asfaltados, pero esto no satisface a los grupos conservacionistas que han impulsado la campaña Save the Serengeti. Aunque el presidente, al que se le atribuye un amor especial por la naturaleza, parece convencido, no todo está tan claro. En julio la delegación Tanzana en la UNESCO comentaba que no había «nada decidido» y para más jolgorio, la Tanapa (Tanzania National Parks) se oponía al proyecto hasta hace unas semanas.

El Gobierno tanzano propone medidas para paliar el daño a la Gran Migración, como la construcción de túneles para permitir el paso de los animales o vallas para que no sean atropellados por los camiones de alto tonelaje. Pero nada convence a los opositores, que aseguran que las vallas no permitirán a los animales salvajes hacer el recorrido habitual en busca de agua y que los túneles fracasaron en otros parques. A todos les sorprende que el proyecto atreviese la zona considerada salvaje en la que solo penetran los vehículos de los guías del parque natural.

La alternativa
Se habló por primera vez de este proyecto hace 20 años a propuesta del Banco Mundial, pero fue descartado por las consecuencias medioambientales. Otros gobiernos tanzanos quisieron impulsarlo pero los bancos europeos les negaron el crédito y la carretera se quedó en proyecto.

La Frankfurt Zoological Society, una entidad conservacionista alemana con más de 50 años de vida, se opone abiertamente a la autopista y ha abierto una campaña contra ella. Aunque opina que es necesario mejorar las conexiones en el país africano, propone otro trazado para evitar cruzar el parque.
Según esta asociación, a las consecuencias medioambientales se añadirá la pérdida de vidas humanas por los posibles accidentes que se producirán al chocar con los animales, además de un aumento de los cazadores ilegales, que tendrán un acceso más fácil a la presa. Su proyecto consiste en rodear el parque por el sur, donde la población es hasta cinco veces mayor, pero no ha sido escuchado por el Gobierno, que acusa a los opositores de no ofrecer alternativas. Según la Frankfurt Zoological Society, su propuesta también permite mejorar las conexiones.
Intereses económicos

El sector turístico mundial y tanzano está plenamente en contra de la autopista, ya que el parque constituye el principal atractivo del país. La economía tanzana vive principalmente de la agricultura y la minería pero el turismo proporciona el 8% del PIB y 624.000 puestos de trabajo. En un estudio elaborado por la Frankfurt Zoological Society, se calcula que, si se llega a construir la autopista, en ocho años las pérdidas del sector turístico serán de 545 millones de dólares (427 millones de euros) y desaparecerán 193.000 puestos de trabajo.

Según informa la página de noticias Global travel industry news, detrás del proyecto defendido por el Gobierno se esconden intereses mineros. Al paso de la nueva autopista existen hoy licencias mineras pendientes y una mina de soda ya en funcionamiento. Todo indica que Kikwete será reelegido.

Fuente: El Periódico
Fotos: XAVIER SURINYAC

1 comentario:

Xavier Surinyach dijo...

Soy Xavier Surinyach Mateu, el fotógrafo que realizó la fotografía que ilustra este artículo extraído del Periódico y cuya publicación motivé mediante sendos e-mails a su redacción. Necesitamos gente en España para salvar el Serengeti del desastre. Los interesados podéis contactar conmigo a través de facebook buscándome por mi nombre y apellidos concretos. También podéis uniros a la página de facebook STOP THE SERENGETI HIGHWAY y a la organización SERENGETI WATCH EN www.savetheserengeti.org

Te puede interesar

Related Posts with Thumbnails

Por ahora nos siguen...


Árbol Babobab de Madagascar (Foto de Viaje a Africa)

Se acuerdan de nosotros y nos premian. Gracias

Se acuerdan de nosotros y nos premian. Gracias
(Marzo 2009)

Concedido por Ong Mediterránea (Marzo 2009)

Concedido por Cristina y Diego desde "Mi trocito de África" (Marzo 2009)

Concedido por Bet y Marc de "Camí d'África" (Julio 09)

Concedido por Kagurafrica (Octubre 2009)