Desde diciembre de 2008 nos han visitado

Buscar este blog

martes, 15 de marzo de 2011

Costa de Marfil: el miedo cambia de bando



Costa de Marfil se desliza desde hace dos semanas por el filo de la delgada línea que lo separa de un nuevo conflicto armado. Los esfuerzos diplomáticos por sacar al país de una crisis que ya dura casi cuatro meses, apenas han valido de nada y el papel de la Unión Africana se ha limitado hasta el momento en advertencias, embargos económicos y reuniones de altos cargos sin resultados contundentes.
Mientras los marfileños presencian cada día como mudos espectadores como su tierra natal se va deteriorando y retrocede a pasos agigantados todo el camino recorrido en casi dos décadas, ni el gobierno de Gbgabo ni el de Alassane han dado pasos firmes en las últimas horas para solucionar el conflicto.

Las alarmas han saltado ya en distintos puntos de la geografía de Costa de Marfil, siendo Abidján uno de los lugares más candentes en los últimos días. Ayer lunes se registraban los enfrentamientos más graves en la ciudad desde que comenzó esta crisis a finales de noviembre pasado. Los adversarios de Gbgabo intentan abrirse paso en los barrios más céntricos e importantes de Abidjan defendidos desde hace dos días por cientos de policías y militares del gobierno.

 Los desplazados por miedo a una nueva guerra civil ya se cuentan por miles, y las organizaciones humanitarias como ACNUR o UNICEF cifran en 400.0000 el número de personas que han tenido que abandonar sus hogares por miedo a los enfrentamientos armados que se suceden diariamente. Al Oeste del país en la frontera con la vecina Liberia el número de desplazados ya alcanza los 65.000 y algunas de las localidades liberianas no disponen de más capacidad o medios para acoger a más marfileños. Se calcula que casi la mitad de los desplazados son niños. Muchos hogares liberianos se han visto obligados a convertirse en albergues improvisados y las propias familias atienden a los refugiados marfileños que llegan agotados después de caminar durante días por la selva para huir de la muerte.

Día a día el gobierno de Ouattara anuncia los avances de su ejército las Fuerzas Nuevas (FN) en el Oeste del país y la ocupación de pueblos y ciudades casi fronterizas con Liberia como Toulepleu o Blolequin, donde los combates se ha sucedido durante días. Unos enfrentamientos que incluso ha provocado que un centenar de militares de la FDS (Fuerzas de Defensa y Seguridad) del Gobierno Gbgabo hayan desertado y cruzado la frontera para escapar hacia Toetown (Liberia) por miedo a ser detenidos por las FN de Soro.

El temor a una fractura militar planea desde hace semanas sobre el gobierno de Gbagbo, que ayer mismo a través de un comunicado por televisión reafirmaba el apoyo de los generales de las fuerzas armadas. La necesidad de demostrar públicamente que matiene el respaldo del ejército es sin embargo una muestra de que algo se está moviendo en el seno del ejército marfileño, y los rumores de deserciones entre los dirigentes militares son cada vez mayores.

Hasta el Oeste de Costa de Marfil se ha desplazado Guillaume Soro, el primer ministro de Alassane Ouattara, que recorre los pueblos donde el ejército rebelde tiene una presencia mayoritaria, para animar a los militares a que sigan luchando, y en localidades tan importantes como Man ha asegurado a su población que las FN garantizarán su seguridad y velarán por el territorio marfileño. El objetivo de las FN es sin duda seguir avanzando y abrirse paso hacia San Pedro, una de las ciudades más importantes del país y donde está el primer puerto exportador de cacao del mundo, y conquistar en el norte Yamoussokro, la capital.

Por su parte el gobierno de Gbgabo se ha limitado a enviar 32 toneladas de arroz a noroeste del país para paliar la hambruna y la falta de medicamentos a la que se han visto sometidos miles de refugiados.

Las decisiones del Panel Africano:

La reunión de la Unión Africana en Etiopía era para millones de marfileños la última esperanza de ver como esta pesadilla terminaba. Sin embargo para la desdicha de muchos, el encuentro no terminó con un acuerdo de paz. El Panel Africano nombrado para resolver la crisis ivoriense ratificó el nombramiento de Ouattara como presidente de Costa de Marfil, algo que los dos representantes enviados por Gbgabo rechazaron de inmediato.

Ambos acusaron una vez más al presidente francés Sarkozy de manipular desde la sobra las decisiones del panel. “Contábamos con el apoyo de Mauritania, Tanzania y Sudáfrica pero en el último momento el presidente tanzano se echó atrás. Todo porque Sarkozy se reunió con él hace unos días y llegó al acuerdo de cancelas todas las deudas contraidas con Francia. Esto es todo pura comedia”, señaló el presidente del Consejo Económico y Social, Laurent Dona Fologo, enviado por Gbgabo a Etiopía. “¿Para que han venido a Abidján a reunirse. La posición de la Unión Africana no ha cambiado, de lo contrario sería un milagro”, añadió Fologo.

Por su parte Alassane Ouattara se mostró tranquilo diciendo: “La resolución de la Unión Africana se ha hecho pública. El problema está resuelto”.

Pero además ¿cuáles fueron las conclusiones presentadas por el Panel Africano?:
1- Ratificar a Alassane Ouattara como vencedor de las elecciones presidenciales de 2010 en Costa de Marfill
2- Felicitar a los cinco miembros del Panel Africano así como a los presidentes de UA, CEDEAO y ONU por su intervención en las negociaciones.
3- Advertir del grave deterioro de la sociedad marfileña desde la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en noviembre de 2010, y de que si no se soluciona rápidamente la crisis es muy probable que el país se hunda en una ola de violencia generalizada de consecuencias incalculables no solo para Costa de Marfil sino para toda la región de África del Oeste.
4- Reiterar su condena a todas las violaciones de los derechos humanos, amenazas e intimidación a la que han sido sometidos miles de marfileños, así como a las muertes y actos de destrucciones de bienes.
5- Reafirmar su convicción de que la crisis post electoral marfileña requiere de una solución política que garantice la democracia y la paz en el país, y que promueva la reconciliación duradera entre todos los marfileños.
6- Nombrar a un alto representante que se encargue de poner fin a esta crisis política y completar el proceso de paz.
7- Establecer un plazo máximo de dos semanas para que ambas partes lleguen a un acuerdo político que ponga fin a esta situación.
8- Movilizar el apoyo de todos los socios de la Unión Africana para llegar a una rápida salida de la crisis.
9- Pedir la colaboración de ambas partes para aplicar los acuerdos del Panel Africano y que se abstengan de cualquier acción de violencia que complique más el panorama marfileño.

Visto el resumen podríamos decir que las negociaciones y gestiones del Panel apenas han dado su fruto y han sido bastante “descafeinadas” quedándose casi en una mera propuesta de intenciones más que de hechos.

Tras la reunión en Etiopía Alassane Ouattara tuvo problemas para regresar a territorio marfileño. Su rival Gbagbo aprovechó el viaje de Ouattara para declarar la prohibición a los aviones de la ONU y de las fuerzas francesas de sobrevolar y aterrizar en Costa de Marfil.

El presidente de Nigeria invitó entonces a Ouattara a su país, invitación que éste aceptó como visita en calidad de presidente marfileño. La visita proyectada por 48 horas se prolongó y Ouattara no regresó hasta ayer lunes a Abidján trasladado en un helicóptero de la ONU a pesar de la prohibición de Gbagbo de sobrevolar territorio marfileño.

El comando invisible de “Bagdad”

No estamos en Irak seguimos en Costa de Marfil ahora en Abidján, en concreto en el barrio de Abobo uno de los más degradados de la ciudad y al que ahora los propios ivorienses han bautizado como “Bagdag”. Los enfrentamientos armados de las últimas semanas han provocado un exodo masivo de Abobo, un barrio donde vivían cerca de 300.000 personas. Miles de marfileños se han visto obligados a abandonar sus casas y sus hogares huyendo de los tiroteos, los saqueos, los incendios de vehículos, y las guerrillas urbanas que dotadas de armamento pesado luchan contra los miembros de las FDS.


El gobierno Gbagbo sin embargo no se ha replegado y al contrario de lo que podía esperarse en un principio los militares, policías y gendarmes han invadido cada metro cuadrado de Abobo en busca de los comandos de guerrilla que intentan desestabilizar a las fuerzas de seguridad del Estado. Los enfrentamientos se suceden cada día y los muertos y heridos se cuentan por decenas.

Las teorías sobre quienes están detrás de estos comandos se han sucedido y los rumores han corrido como la pólvora entre los marfileños y los responsables gubernamentales.

El sentir general es que el gobierno de Alassane Ouattara ha extendido sus brazos para contar con grupos armados integrados por milicianos que luchen camuflados entre la población civil. Otros aprovechan la difusión de los acontecimientos en los medios de comunicación para ocupar un espacio protagonista en la crisis marfileña. Bajo el apodo de “comando invisible” se han presentado un grupo de militares cuyo cuartel general está en PK18, el punto más candente de Abobo, y que aseguran que han tomado las armas para sacar a Gbgabo del país. Seria entonces un tercer grupo armado que lucha en territorio marfileño, además de las FDS de Gbagbo y las FN de Ouattara.

El portavoz de este comando, que cuenta con un importante arsenal de armamento pesado, Timité Ben Rassoul explicó incluso que están a las órdenes del general Ibrahima Coulibaly comocido como “IB”. Este militar es ex integrante de las FN de Soro, en 1999 fue uno de los que encabezó el golpe de estado en Costa de Marfil y en 2002 luchó contra el gobierno de Laurent Gbagbo.

Al mismo tiempo que las fuerzas militares combaten en Abobo, las principales entradas al barrio se encuentran prácticamente bloqueadas por grupos de civiles armados que han instalado barricadas improvisadas para controlar a todos los vehículos que entran en esta zona. El barrio de Abobo se ha convertido en un barrio sin ley, donde los coches son asaltados y quemados, los conductores son desvalijados por los propios civiles que controlan los accesos, y en muchos casos tienen que pagar un “peaje” para poder seguir circulando.

Los comercios, hospitales, colegios..todos permanecen cerrados y son muy pocos los negocios que se atreven a abrir sus puertas. El transporte público apenas existe y los taxis ni se atreven a acercarse hasta el barrio.

Esta huída masiva de población ha provocado que zonas como el barrio de Yopougon o la localidad de Bingerville al noroeste de Abidján sean ahora refugio de miles de desplazados que han buscado cobijo en casas de familiares y amigos, en centros religiosos o incluso en iglesias.

Los enfrentamientos armados continúan en Abidján, pero han cambiado de escenario. Desde ayer a las cinco de la madrugada se registraban tiroteos y explosiones de armamento pesado en Yopougon, uno de los barrios considerados como feudo de Gbgabo, y donde reside el jefe del Estado Mayor del presidente, el general Philippe Mangou, cuya casa fue atacada.

En las últimas semanas han sido varias las residencias de miembros del gobierno de Alassane las que han sido saqueadas y destruidas por grupos desconocidos que han vaciado las lujosas mansiones de políticos y aliados de Ouattara. Sin duda el miedo está cambiando de bando.

Ante el temor de que el ataque a la residencia de Mangou fuera un acto de venganza, ayer miembros de las FDS se desplazaron hacia la zona para combatir a los rebeldes que intentaban avanzar y ganar terreno en Yopougon, un bastión de Gbgabo donde reside 1,5 millones de personas, muchos temerosos de que su barrio, el más poblado de Abidján, se convierta en el segundo “Bagdad” marfileño.

No hay comentarios:

Te puede interesar

Related Posts with Thumbnails

Por ahora nos siguen...


Árbol Babobab de Madagascar (Foto de Viaje a Africa)

Se acuerdan de nosotros y nos premian. Gracias

Se acuerdan de nosotros y nos premian. Gracias
(Marzo 2009)

Concedido por Ong Mediterránea (Marzo 2009)

Concedido por Cristina y Diego desde "Mi trocito de África" (Marzo 2009)

Concedido por Bet y Marc de "Camí d'África" (Julio 09)

Concedido por Kagurafrica (Octubre 2009)