Desde diciembre de 2008 nos han visitado

Buscar este blog

miércoles, 25 de enero de 2012

El cuerno de rinoceronte, una joya en el mercado negro

La caza furtiva de rinocerontes en Sudáfrica ha aumentado este año hasta alcanzar un nuevo récord: 443 animales abatidos frente a los 333 del año anterior, debido principalmente a la demanda de cuernos en Asia.


Desde hace siglos, existe la creencia en el continente asiático de que los cuernos de rinoceronte tienen propiedades medicinales que pueden servir para curar el reuma, gota, fiebres altas o incluso posesiones demoníacas. En los últimos años se les atribuye la capacidad de curar el cáncer o servir como afrodisiaco.

Sudáfrica acoge a más de 20.000 rinocerontes en sus tierras, lo que supone más del 90% de estos animales en África. Hace tan sólo diez años, la cifra de muertes de rinocerontes por caza furtiva era de 15 animales al año, pero este dato comenzó a crecer dramáticamente a partir de 2007, principalmente por las peticiones de Vietnam y Tailandia.
 
En 2011 se han abatido 443 rinocerontes en Sudáfrica; hace 10 años fueron solo 15

El valor de un cuerno de rinoceronte puede alcanzar los 65.000 dólares (50.220 euros) por kilogramo, un precio que en el mercado negro es superior al oro o, en muchos casos, a la cocaína, si bien el volumen de negocio todavía es inferior a otros.

Uno de los principales focos de esta actividad ilegal ha sido el Parque Nacional Kruger, donde se han producido casi la mitad de las muertes. Este parque, con una superficie similar a la de Israel, alberga a soldados o guerrilleros que en ocasiones han sido entrenados por militares de Mozambique.

'No hay nada más trágico que ver el asesinato brutal de un animal por un motivo innecesario, que en este caso es el cuerno del rinoceronte, puesto que su valor medicinal es cero', ha criticado el líder de una asociación defensora de los rinocerontes en Sudáfrica.

Fuente: El País

sábado, 21 de enero de 2012

¿Niños esclavos tras las estrellas de Victoria’s Secret?

El origen de la confección de una prenda que se vende en Madrid o Bilbao puede comenzar con la utilización de mano de obra esclava a miles de kilómetros de la tienda, en África por ejemplo. Una investigación periodística ha puesto al descubierto que parte del algodón utilizado por la firma de lencería Victoria’s Secret, que además posee certificación de “comercio justo”, fue cultivado por niños maltratados reducidos a la servidumbre.


Un reportaje de la agencia de noticias Bloomberg ha demostrado que parte del algodón orgánico utilizado por los productores de lencería Victoria’s Secret es recogido en Burkina Faso por menores de edad maltratados y obligados a cumplir extenuantes jornadas de trabajo en el campo.

Bloomberg descubrió que productores de la Federación de Algodoneros de Burkina Faso certificados como “orgánicos” y que cumplimentan las reglas de “comercio justo” para poder vender proveedores de compañías multinacionales mantienen trabajando a personas esclavizadas.
La empresa se limitó a responder que estas condiciones de trabajo descriptas son contrarias a los valores de la compañía, cuyos estándares corporativos condenan al trabajo infantil.

De acuerdo a la investigación, Victoria’s Secret había suscripto en 2007 un acuerdo para comprar algodón orgánico y que cumpla con la certificación de “comercio justo” a productores de Burkina Faso. En 2009 la empresa había desarrollado campañas para avisar a sus consumidores que comprando prendas producidas con estas fibras se estaría ayudando a mejorar la calidad de vida en ese país.

Fuente: Minuto Digital .com

miércoles, 18 de enero de 2012

Los gorilas salvan a los ruandeses

Apartando a un lado una gran rama, entro en un claro y me topo cara a cara con Muninya, un gorila de montaña de 199 kilos. Me mira fijamente. Estamos a unos 15 metros de distancia, pero parece que podría agarrarme con uno de sus largos brazos desde ahí “Uh uhh uhh!”, gruñe Muninya, y nuestra guía ruandés responde, diciendo que los gruñidos fuertes son una llamada amistosa. Sigo a nuestra guía y salgo del claro.

 Pronto los ocho miembros de nuestro grupo nos encontramos al borde del claro de la selva. Además de Muninya, vemos a otros 15 gorilas- cinco mujeres adultas y nueve adolescentes y pequeños. Con un conjunto de músculos cubiertos de piel color azul-negro, Muninya tiene la espalda plateada distintiva de un hombre adulto. Ha conseguido atraer a las hembras de otros grupos que hay en el parque y es el jefe de su creciente familia.
 La mayoría de los gorilas se tumban sobre su espalda y dormitan al sol. Han estado muy ocupados comiendo un desayuno de brotes de bambú y otros tipos de vegetación desde primeras horas del día, y ahora se echan una siesta a media mañana.
Excepto Kabatwa, la madre de los gemelos de ocho meses. Está tratando de dormir la siesta, pero los dos pequeños se suben al pecho y luchan entre ellos junto a la cabeza de su madre pisándole la cara. Visiblemente irritada, les aparta de su lado y les da una palmadita como si dijera: “tranquilizaos y descansad un poco”.
El grupo de gorilas sigue descansando en el claro de la selva, rascándose ociosamente las axilas. A través del claro se divisa una vista del valle y, sorprendentemente, se vislumbran algunas casas. Es domingo y podemos escuchar los tenues ecos de la música de la iglesia.
Luego Muninya se cuela por un arbusto y se sienta al lado de los gemelos. Pronto la familia de gorilas se despierta. La joven madre Kabatwa se carga a los gemelos a la espalda y lanzándonos una mirada al pasar, trepa por delante de nosotros y desaparece entre los árboles de bambú.
 Toda la familia le sigue y ágilmente rompe los brotes de las cañas de bambú, tira la cáscara exterior dura y mastica el núcleo jugoso. Los gorilas son vegetarianos. Un adulto come unos 66 kilos de plantas por día. Rara vez bebe agua, ya que ingieren mucho líquido de las plantas, nos cuenta el guía.
Los gorilas de montaña son la especie en mayor peligro de extinción de todos los grandes simios. Hay sólo 800 gorilas de montaña en la selva, y 280 de ellos están en el Parque de los Volcanes de Ruanda. El resto está en la vecina Uganda y en la República Democrática del Congo.

 
A pesar del tamaño relativamente pequeño del Parque Nacional de los Volcanes, de 62 kilómetros cuadrados, y de un alto nivel de presencia humana que lo rodea, Ruanda ha creado una población próspera de gorilas de montaña, así como un negocio en auge del turismo de gorilas.
 
En 1999, 417 turistas visitaron los gorilas de Ruanda, y para 2010 ese número había aumentado a 23.000 personas. Cada turista paga al parque una cuota de 500 dólares, que dan al parque unos ingresos considerables de 11,5 millones de dólares.
 Para mantener el turismo sostenible, el Parque ha reducido sustancialmente el nivel de la caza furtiva, y ahora está registrando un número creciente su población de gorilas.
“Dian Fossey no estaba a favor del turismo, pero ahora estamos convencidos de que el turismo controlado puede ser beneficioso para los gorilas”, dice Félix Ndagijimana, director interino del Centro de Investigación Karisoke, el programa de Ruanda del Fondo Internacional de Gorilas Dian Fossey. Los gorilas están protegidos contra la caza furtiva y están controlados por los veterinarios.
Los gorilas habituados a los turistas humanos tienen mayores tasas de reproducción que los gorilas salvajes y mejor salud general. “Sin el turismo, probablemente ya no habría gorilas en la zona”, dice Ndagijimana.
 
 No es fácil conseguir que los gorilas vivan tan cerca de las poblaciones humanas. Los seres humanos, que se ven atraídos por el suelo volcánico especialmente fértil, cultivan hasta los límites del Parque. Tradicionalmente, cazaban animales salvajes mediante trampas. Sin embargo, los parques han convencido a la mayoría para que dejen de hacerlo.

 
 El 5% de la cantidad recaudada por los parques del turismo de gorilas se destina a la comunidad local. Además, contratan a los residentes de la zona para cuidar el parque. “Nos hemos convertido, porque tenemos una vida diferente a cuando éramos cazadores furtivos”, dice Francois Ndungutse, de 40 años, presidente de una asociación de excazadores furtivos. El grupo tiene 565 miembros que han renunciado a la caza y ahora trabajan con el parque.
 “Todos nuestros miembros están en niveles diferentes, pero todos hemos mejorado nuestras vidas con respecto a cuando éramos cazadores furtivos”, dice Ndungutse en un pueblo cerca del Parque de los Volcanes. Una docena de otros hombres lo rodean asintiendo con la cabeza en señal de aprobación.
 "Hemos visto que las carreteras, la electricidad y las escuelas llegan a nuestra comunidad gracias al Parque", dice Ndungutse. "Ganamos dinero trabajando en él, con lo que podemos comprar carne de vacuno y ovina en el mercado. Y estamos enseñando a nuestros hijos para que sigan nuestro ejemplo”.

 
Fuente: La Información.com

sábado, 14 de enero de 2012

Dos jóvenes de Zamora recaudan fondos para equipar una escuela de Madagascar

«Una cadena de favores». De esta manera, Miriam Gato y Miguel Menéndez, definen las iniciativas que han puesto en marcha en Toro para intentar recaudar fondos, que se destinarán íntegramente a equipar dos aulas en una escuela de Madagascar, país al que viajarán en pocos días con el objetivo de colaborar, como voluntarios, con la Fundación «Prolibertas».


La primera de las iniciativas es la celebración de una fiesta que tendrá lugar esta noche, a partir de las 23.00 horas, en el disco bar «Metro», cuyo propietario, Samuel Rollón, se ha comprometido a destinar el 50% de la caja al proyecto. Además, para asistir a esta fiesta se cobrará una entrada simbólica de un euro y, en el establecimiento, se colocarán huchas para recoger donativos. En esta fiesta también colaborarán tres Djs toresanos, José Ángel Peneke, Juan Vivas y José Díaz. Al margen de esta fiesta, Gato y Menéndez, también han organizado el «Pincho solidario», una iniciativa en la que colaborará mañana sábado el bar «La Comedia» ya que su propietario, Carlos Cobo, destinará el 40% de la caja a financiar este proyecto solidario. Para animar esta degustación de pinchos, la empresa de sonido «Alfa» será la encargada de organizar una disco-movida, mientras que la empresa «El santo Job» ha asumido el coste de la impresión de los carteles, en los que se anuncian tanto la fiesta como el «Pincho solidario».

Los promotores de estas iniciativas también dejarán huchas en varios comercios, una gasolinera y la residencia «Virgen del Canto» en las que se podrán depositar donativos, aunque también han abierto una cuenta en el Banco Santander.

Todo el dinero que se recaude será destinado íntegramente a equipar las dos aulas que se han construido en la escuela de Primaria de Antampolana, en la región de Bongolava de Madagascar.

 Cinco meses permanecerán los dos jóvenes en la isla para colaborar con este proyecto con el que se pretende cubrir la necesidad de ofrecer educación a unos 90 niños, de entre 6 y 14 años. Además, Gato y Menéndez trabajarán con los profesores para ampliar su cualificación y para que puedan aprender nuevos «recursos metodológicos y pedagógicos».

Y es que, después de que los padres «estén tomando cada vez más conciencia de la importancia de escolarizar a sus hijos», en esta zona se necesitan profesores cualificados ya que, en muchas ocasiones, son los padres o «gente de la comunidad» los que se encargan de educar a los niños. Por otra parte, estos dos jóvenes intentarán llevar a Madagascar una maleta con material escolar y libros de texto que, los toresanos interesados, también pueden donar para esta causa.

Fuente: La Opinión de Zamora

martes, 10 de enero de 2012

La caza furtiva de elefantes alcanza niveles alarmantes en Congo y Mozanbique


A pesar de que en 1998 se prohibió mundialmente la comercialización de marfil, este continua siendo muy apetecido, sobretodo en el mercado asiático.

Un grupo de conservación de la vida silvestre dijo que los decomisos de marfil a gran escala alcanzaron un nivel sin precedentes en 2011, haciendo de este año uno de los peores para los elefantes.
Traffic, un grupo que controla el tráfico de la vida silvestre, dijo que hubo 13 grandes decomisos este año, totalizando 1.000 kilogramos. La cantidad, que es más del doble del total de 2010, representa unos 2.500 elefantes.

La mayoría de los envíos ilegales de marfil de elefantes africanos tienen como destino Asia, donde son utilizados en medicina tradicional.

El experto en elefantes del grupo Traffic, Tom Milliken, dijo que el aumento del comercio de marfil fue causado por sindicatos del crimen asiático que operan en África

Expertos dicen que la caza furtiva ha alcanzado niveles alarmantes en el Congo, el norte de Mozambique, Tanzania y Kenia.

En 1998 entró en vigencia una prohibición mundial contra la comercialización de marfil en un esfuerzo por proteger a los elefantes. La población de elefantes en África es estimada en unos 600.000

Fuente: El Mercurio Digital

domingo, 1 de enero de 2012

Una esfera metálica cae del cielo en Namibia


Una bola de metal de un metro de circunferencia cayó del cielo en noviembre en una zona remota del norte de Namibia, según han informado ahora las autoridades, que creen que podría tratarse de un fragmento de una nave espacial.

La bola -vacía por dentro y "compuesta de una aleación de un metal conocido por el hombre", según el jefe de la policía científica Pablo Ludik- ha sido encontrada cerca de una aldea del norte del país, a 750 kilometros de la capital, Windhoek.


"Los aldeanos y la policía de la estación local escucharon varias pequeñas explosiones a tres millas de distancia y, cinco días después, se encontraron con la bola de metal", dijo Ludik.

La esfera mide 35 centímetros de altura y pesa seis kilos. Se compone de dos hemisferios soldados entre sí. Se encontró en un cráter de 3,8 metros de diámetro y 33 centímetros de profundidad. Los científicos examinaron la esfera y llegaron a la conclusión de que era segura.

Las autoridades de Namibia han avisado a la NASA y la ESA para tratar de descubrir el origen del objeto.

Fuente: La Vanguardia

Te puede interesar

Related Posts with Thumbnails

Por ahora nos siguen...


Árbol Babobab de Madagascar (Foto de Viaje a Africa)

Se acuerdan de nosotros y nos premian. Gracias

Se acuerdan de nosotros y nos premian. Gracias
(Marzo 2009)

Concedido por Ong Mediterránea (Marzo 2009)

Concedido por Cristina y Diego desde "Mi trocito de África" (Marzo 2009)

Concedido por Bet y Marc de "Camí d'África" (Julio 09)

Concedido por Kagurafrica (Octubre 2009)