Desde diciembre de 2008 nos han visitado

Buscar este blog

miércoles, 14 de enero de 2015

Somalilandia, un país en el Cuerno de África que nadie reconoce

¿Había oído hablar de la República de Somalilandia? Según sus 3,5 millones de habitantes, es un país por derecho propio. Pero no para la comunidad internacional, que lo considera una región autónoma de Somalia. Ninguna nación del mundo lo reconoce como país, y no se cuenta entre los miembros de la ONU. 


Somalilandia es una pequeña porción de tierra en el Cuerno de África. Bañado por las aguas del Océano Índico, en el Golfo de Adén, se ubica en la puerta de acceso al Mar Rojo, enclave estratégico por su situación. Concretamente, tiene 137,600 kilómetros cuadrados, divididos en cuatro regiones. Situado en el cuerno de África, este pequeño Estado se independizó de Somalia en 1991; tiene ejército, marina y policía propios.

De clima tropical monzónico, este país fue protectorado británico hasta 1960. Tras lograr su independencia, se integró en la antigua Somalia italiana, creándose la actual Somalia. Más tarde, en 1991, quiso revocar este estatus y se separó de Somalia, declarando una independencia que Mogadiscio no reconoce.


La capital de Somalilandia es Hargeisa, y aunque cuenta con otras poblaciones urbanas reseñables, el 55% de la población es nómada. La gran mayoría profesa el Islam, y pertenece a la rama sunní.

Tiene bandera propia y tres lenguas oficiales: somalí, árabe e inglés. Su divisa es el chelín somalindés, pero no tiene tasa de cambio con otras monedas. La agricultura es su principal actividad económica, siendo el ganado el recurso que más exporta al exterior.

Este país incluso tiene prefijo telefónico: el 252. Destina el 25% de su presupuesto al ejército, que incluye una rama de marina. No puede comprar armas en el mercado exterior por el embargo que pesa sobre Somalia. También tiene policía propia.

En cuanto a su organización política, Somalilandia es una república presidencialista, que como otras naciones celebra elecciones de forma regular. Las últimas tuvieron lugar en 2010, y dieron la victoria a Ahmed M. Mahamoud Silanyo, líder del partido Kulmiye, y su actual Jefe de Estado.

Además de buscar ser reconocido por la comunidad internacional, este país también trata de de anexionar dos territorios que considera suyos: Sanaag y Sool. Según los expertos, integrar ambos enclaves sería crucial para garantizar su viabilidad económica como estado.


Por su parte, Somalia considera que Somalilandia forma parte de su país, pero no parece tener capacidad para controlar la región. Oficialmente, los habitantes de Somalilandia tienen pasaporte somalí, que desde 2011 está prohibido. Para acceder a la zona, los extranjeros deben conseguir una visa en la oficina de asuntos consulares de Somalilandia en Addis Abeba.

Aunque Somalilandia no esté reconocida, sí mantiene contactos a nivel político con otros estados. Concretamente, con sus vecinos más inmediatos, Etiopía y Yibuti. También con algunos países de la Unión Europea, como Bélgica, Francia, Reino Unido o Suecia. Fue precisamente Etiopía el primer país que denominó a Somalilandia oficialmente como Estado soberano; en 2007. Un gesto que no implica explícitamente un reconocimiento oficial, pero que se interpreta como su antesala.

Los clanes, la clave del conflcito

¿Por qué Somalilandia se quiso escindir de Somalia? Después de todo, en ambos lugares se profesa la rama sunní del Islam y sus habitantes pertenecen a la misma etnia. Dos variables imposibles de conciliar muchas veces en África. En la práctica, son luchas de clanes las rencillas que desangran al país.

De hecho, lejos de provocar el caos que en ocasiones se asocia a este tipo de secesiones, su independencia sirvió para desarrollar instituciones y comenzar a construir país. La clave está en que en que predomina un único clan, los Isaq. Mientras, en la Somalia reconocida internacionalmente, las luchas entre clanes se diezman entre sí, haciendo que el país sangre por los cuatro costados y convirtiéndole en la práctica en un estado fallido.

En opinión de algunos expertos, quizá sea esta variable la que incline al resto de países de la Unión Africana a reconocer a Somalilandia como país, y a la propia ONU a aceptarle como país miembro, en un intento por controlar la violencia y descontrol que imperan en la zona.

Fuente: TE INTERESA

No hay comentarios:

Te puede interesar

Related Posts with Thumbnails

Por ahora nos siguen...


Árbol Babobab de Madagascar (Foto de Viaje a Africa)

Se acuerdan de nosotros y nos premian. Gracias

Se acuerdan de nosotros y nos premian. Gracias
(Marzo 2009)

Concedido por Ong Mediterránea (Marzo 2009)

Concedido por Cristina y Diego desde "Mi trocito de África" (Marzo 2009)

Concedido por Bet y Marc de "Camí d'África" (Julio 09)

Concedido por Kagurafrica (Octubre 2009)