Desde diciembre de 2008 nos han visitado

Buscar este blog

domingo, 26 de marzo de 2017

Los Enfermos De Mozambique "Que Duermen Solos Como Apestados"




VIH, malaria, dengue, cólera, tuberculosis… la lista es larga y dolorosa. Mi primera impresión al llegar a Mozambique fue la de un país pobre pero con una gran dosis de hospitalidad. La capital, Maputo, es casi un espejismo: edificios altos, calles asfaltadas, semáforos, autobuses, hospitales, centros de salud e incluso tiendas de firmas internacionales. En el resto del país lo que cuenta es sobrevivir, resistir y vivir de la mejor manera posible sin perder la dignidad. Aunque en la mayoría de los casos, esto último puede convertirse en una utopía.

En muchas barriadas de Mozambique quienes sufren enfermedades viven y duermen como apestados, como si fueran enfermos terminales sin remedio, sin posibilidad de curación. Y en realidad en la mayoría de los casos es así. En el momento en que ingresan, pierden su libertad y viven alejados de los suyos. No es una marginación 100% porque, aunque sea a través de una celosía, pueden recibir la visita de sus familiares más queridos.


Nunca olvidaré la imagen de aquellos niños asomados a una pequeña ventana mirando como se le acababan los días a sus padres. Me duele recordar esas caritas llenas de esperanza y esos cuerpecitos aguantando el peso de sus hermanos pequeños, algunos de ellos bebés. Captar esa fotografía —debajo de estas letras— fue muy duro, incluso con un objetivo de por medio.
El problema de Mozambique está sobre todo en las zonas rurales donde no llegan los medicamentos, donde los médicos se cuentan con los dedos de la mano y donde la vida parece que vale menos que en los países desarrollados.

Para ponernos en contexto: si nos fijamos en el índice de VIH, es muy preocupante que Mozambique sea el cuarto país con más casos en el mundo. Sin ir más lejos, en Beria —la segunda ciudad más importante del país— una de cada tres mujeres embarazadas padece SIDA. Y lo peor de todo es que se la transmiten a sus hijos en el vientre. Por culpa de la transmisión madre-hijo, uno de cada diez niños muere en los primeros 10 años de vida. Y no sólo eso, sino que la OMS estima que en Mozambique hay unos 500.000 menores huérfanos porque sus padres han muerto de sida. Una lacra tremenda difícil de erradicar, teniendo en cuenta que muchos —por falta de información o por su religión— son reacios a ponerse un preservativo. La clave es la educación, en este caso la educación sexual, algo inexistente en las escuelas que pude comprobar de primera mano.


Cuando alguien sufre en España una enfermedad de este tipo, lo más normal es que salga adelante. Con los medios que tenemos aquí, cualquiera de estas patologías es un trámite de fácil solución. Pero lo que aquí es un susto, allí es muerte segura. Darme cuenta de eso me provocó una terrible sensación de impotencia.

Los hospitales en zonas rurales como Mumemo, Manhica o Inharrime no tienen los medios necesarios para hacer frente a las enfermedades que están a la orden del día. No hay médicos suficientes y muchos de los que hay no tienen la formación necesaria para tratar a este tipo de enfermos. Por eso el trabajo de las ONG y las organizaciones internacionales es crucial. Quienes altruistamente dedican su vida a intentar hacérsela más fácil a otros, son héroes de carne y hueso. Si todos nos pareciéramos un poquito más a ellos, el mundo sería mejor. Estoy absolutamente convencida.

Fuente: Código Nuevo

lunes, 20 de marzo de 2017

Un viceministro de Tanzania defiende publicar los nombres de homosexuales: "La homosexualidad no es natural"

El viceministro de Sanidad de Tanzania, Hamis Kingwangalla, ha defendido este lunes la amenaza formulada la semana pasada por el Gobierno de publicar los nombres de personas homosexuales que residen en el país. En una agria disputa a través de la red social Twitter, Kingwangalla ha afirmado que "las libertades y derechos tienen límites", agregando que "la homosexualidad no tiene respaldo científico".

"¿Alguna vez os habéis cruzado con una cabra o un pájaro gay? La homosexualidad no es biológica, no es natural", ha dicho en un mensaje en esta red social. Ante ello, varios usuarios le han tildado de "homófobo" y la han advertido de que con sus declaraciones "azuza el odio, la violencia e incrementa el número de linchamientos (contra homosexuales)".

A principios de febrero, Kingwangalla ordenó a tres hombres a los que acusa de ser homosexuales que se entregaran a la Policía para ser interrogados, agregando que se arriesgan a ser arrestados. Se desconoce si finalmente han sido imputados.

Las relaciones entre personas del mismo sexo son ilegales en Tanzania, y aquellos condenados por ello se exponen a penas de hasta 30 años de cárcel. En 2016, el Ministerio de Sanidad suspendió los programas de prevención del VIH para los hombres homosexuales y amenazó con prohibir los grupos que "promuevan" los derechos de la comunidad LGTBI.

Tanzania tiene fama de ser uno de los países africanos más tolerantes en relación la comunidad LGTBI, sobre todo en comparación con su vecino, Uganda. No obstante, la campaña que ha estado llevando a cabo en los últimos meses el Gobierno contra este colectivo ha provocado numerosas condenas por parte de ONG y activistas. Hay alrededor de un millón y medio de personas con VIH en Tanzania, lo que supone un cinco por ciento de la población. La prevalencia del virus es mucho más alta en los hombres homosexuales, con un 25 por ciento.

Fuente: Antena 3

sábado, 11 de marzo de 2017

Más de 25.000 elefantes asesinados en una década en Gabón

La población de elefantes africanos de bosque (Loxodonta cyclotis) en Gabón, una de las reservas más grandes e importantes de África Central, ha descendido en más de un 80% en una década, lo que supone una pérdida de alrededor de 25.000 elefantes. Esta caída en su población se achaca a la caza furtiva que proviene del país vecino, Camerún.


"Se cree que cerca de la mitad de los elefantes de bosque de África Central, estimados en 100.000 ejemplares, viven en Gabón. La pérdida de 25.000 de ellos en este santuario es un retraso considerable para la preservación de la especie", declara John Poulsen, de la Universidad de Duke (EE UU) y coautor del estudio. "La subespecie entrará en peligro de extinción si los gobiernos y los organismos de conservación no actúan con rapidez”, añade.

Los investigadores calcularon el número de elefantes en 2014 utilizando métodos basados ​​en muestras de estiércol. Después las compararon con estimaciones de tamaño de la población para 2014 y 2004.

"Ya no podemos asumir que las grandes y remotas áreas protegidas conservarán a las especies. Los cazadores furtivos se desplazarán a cualquier parte donde puedan obtener ganancias. La caza furtiva transfronteriza es una gran amenaza para la protección de especies, y los esfuerzos bilaterales y multilaterales son esenciales para la conservación”, añade Poulsen.

Reducir la demanda de marfil y aplicar las leyes internacionales

Los investigadores explican que no se sorprendieron al descubrir que el número de estos elefantes había disminuido. Pero sí se asombraron al ver la rapidez y la gran pérdida sufrida en tan solo diez años.

El paso más importante para salvar a los elefantes de bosque es reducir la demanda de marfil. “Hay que crear nuevas áreas multinacionales protegidas y coordinar la aplicación de la ley internacional para garantizar el procesamiento de aquellos ciudadanos extranjeros que cometan o fomenten los crímenes sobre la vida silvestre en otros países", subraya el científico.

La prohibición anunciada recientemente por China del comercio interno de marfil ayudará si se implementa efectivamente. “La comunidad internacional necesita presionar a todas las naciones restantes que permitan este negocio para que todo el comercio legal se detenga. Necesitamos fondos de conservación y voluntad política para poner fin a la masacre", enfatiza Poulsen.

Los investigadores también abogan por reconocer a los elefantes de bosque como una especie distinta de los elefantes de la sabana africana. Tal diferenciación está apoyada por evidencias genéticas y morfológicas, y ayudaría a llamar la atención sobre estos elefantes olvidados.

"Los elefantes son ingenieros de los ecosistemas que desempeñan un papel importante en la dispersión de semillas y el ciclo de nutrientes. Tenemos muy poca información sobre cómo va a alterar la composición y estructura de los bosques la ausencia de elefantes en grandes extensiones de África Central y, por lo tanto, de los servicios ecosistémicos que proporcionan los bosques", apunta.

A pesar de las conclusiones, Poulsen se muestra optimista y piensa que sobrevivirán, aunque cree que muy probablemente vivirán en áreas restringidas dentro de parques nacionales bien protegidos.

Fuente: Agencia Sinc

sábado, 4 de marzo de 2017

La cruda realidad de las trabajadoras sexuales que venden su cuerpo por dos dólares



Ton Koene, fotógrafo documental proveniente de Amsterdam, viajó hasta el barrio de Badia, en Nigeria, lugar en el que las trabajadores sexuales —también apodadas como ‘Los Ángeles de la Muerte‘— padecen VIH-Sida y ofrecen sus servicios a dos dólares por cliente.

Ellas son víctimas de la miseria, y de los peores tratos. Buscan sobrevivir y cada uno de sus días debe ser un infierno.


Tal como revelan las fotografías, estas mujeres, muchas de ellas menores de edad, viven en ínfimas habitaciones distribuidas en un pasillo de tablas de madera vieja.

Según la experiencia que recogió el fotógrafo a partir de los relatos de las mujeres que viven allí, los hombres pagan más por las más pequeñas. Algunas cuentan que también las “visitan los (hombres) blancos, casi siempre gordos y feos, pero son los que tienen más dinero”.

Además, pese a que se sabe que muchas de las mujeres están enfermas, no suelen usar preservativos, lo que lleva a que una gran cantidad de ellas a quedar embarazada y propagar la enfermedad.


De acuerdo a un estudio realizado por el Centro Nacional de Biotecnologías, Nigeria tiene una población de aproximadamente 174 millones de habitantes y es el tercer país con mayor número de personas con sida en el mundo.

Fuente: Perú 21
Fotos: Ton Koene

Te puede interesar

Related Posts with Thumbnails

Por ahora nos siguen...


Árbol Babobab de Madagascar (Foto de Viaje a Africa)

Se acuerdan de nosotros y nos premian. Gracias

Se acuerdan de nosotros y nos premian. Gracias
(Marzo 2009)

Concedido por Ong Mediterránea (Marzo 2009)

Concedido por Cristina y Diego desde "Mi trocito de África" (Marzo 2009)

Concedido por Bet y Marc de "Camí d'África" (Julio 09)

Concedido por Kagurafrica (Octubre 2009)