Desde diciembre de 2008 nos han visitado

Buscar este blog

miércoles, 29 de diciembre de 2010

¿Qué se esconde tras la crisis marfileña?

A medida que pasan los días, las semanas y casi se cumple un mes desde el inicio de la crisis marfileña cada vez entiendo menos lo que está ocurriendo dentro de Côte d'Ivoire. La trama política, económica, bélica.... se va extendiendo a medida que leo noticias, indago por internet, echo un vistazo a los blogs y a la prensa marfileña o levanto el teléfono para hablar con mis "hermanos" marfileños.
Quizás mis conocimientos sobre la política africana son escasos para lograr comprender hasta que punto los brazos políticos internacionales son capaces de abrazar a un país con el objetivo de asfixiarlo.

Los marfileños han celebrado sus fiestas navideñas con bastante normalidad gracias al levantamiento del toque de queda, que coartaba su libertad de movimiento, algo importante en un país donde sus gentes hacen casi toda su vida en la calle, y en ciudades como Abidjan el ir y venir no cesa en las 24 horas del día. A pesar de la complicada situación política y económica que traviesa Costa de Marfil, sus gentes salieron de sus casas, celebraron reuniones familiares, prepararon sus platos típicos marfileños, festejaron la Navidad bebiendo "Flags" e intentaron vivir al margen del enfrentamiento existente en las altas esferas del país.

La llamada a la huelga general de Ouattara para el día 27 no tuvo éxito y se quedó en un intento de paralizar el país, un país cansado de este parón obligatorio que ya ha provocado bastantes pérdidas económicas y que a duras penas deja que el país continúe su ritmo de crecimiento.

La sombra de la "guerra" planea sobre Costa de Marfil desde hace semanas sin embargo la "guerra mediática", "la guerra intelectual" y "la guerra económica" esas ya comenzaron hace tiempo. Un enfrentamiento protagonizado por los medios de comunicación extranjeros, principalmente franceses, y los medios de comunicación marfileños controlados por Laurent Gbagbo desde Abidjan, un "tira y afloja" entre Sarkozy y Gbagbo, un afán de control desde dentro y fuera del país.

Los peridódicos y televisiones internacionales nos dibujan a un Gbagbo asediado, aferrado a su sillón presidencial, solitario y sin apoyos, un Gbagbo dispuesto a llevar a su pueblo a una nueva guerra civil para mantener el control de su país. Sin embago esa falsa caricatura se va difuminando a medida que pasa el tiempo y cada vez son más los medios que se desmarcan de esa imagen que han querido proyectar desde Paris para seguir controlando a la ex-colonia francesa. Franceses expertos en cuestiones socioeconómicas y políticas en África como Philippe Evanno (profesor de la Sorbona, doctor en historia y especialista en temas africanos) o Jean François Probst (director del Instituto Francés de Prospectiva Africana) ya han comenzado a difundir sus propias teorías y opiniones en las que Gbagbo esta más cerca de Mandela que de Mugabe (presidente de Zinbabwe), o en las que Soro (actual primer ministro de Ouattara y cabeza de las tropas rebeldes del norte) se muestra como un criminal de guerra perseguido por la justicia gracias a las "hazañas" realizadas durante la última guerra marfileña.
Somos testigos de una guerra política cargada de intereses, de antiguas alianzas y de estrategias que buscan ante todo mantener el control sobre el África del Oeste. Así bajo esta premisa podemos encontrarnos con contradicciones increibles entre la diplomacia y la política:

Desde la Casa Blanca niegan el visado a Gagbo y a su entorno más próximo para entrar en EE.UU, anuncian a "bombo y platillo" que su gobierno no está reconocido internacionalmente y piden que abandonde el Palacio Presidencial. Pero el pasado 22 de diciembre el antiguo Ministro de Agricultura estadounidense con Bill Clinton, Alfonso Mickaël, llegaba a Abidjan donde se reunía con Gbagbo para estudiar la posibilidad de poner en marcha planes agrícolas en Costa de Marfil que hicieran de este sector un terreno más competitivo sobre todo en lo referente al cacao y al café, garantizando así la continuidad de las exportaciones. ¿Por qué no se reunión con el gobierno nombrado por Alassane Ouattara y reconocido por la comunidad internacional?

Al mismo tiempo nos enteramos que el propio gabinete de Gbagbo cuenta con un asesor muy especial que desde hace 2 meses trabaja codo con codo con él para afrontar su nueva etapa política al frente de Costa de Marfil. Se trata de Lanny Davis, un afamado abogado estadounidense, ex-asesor de Bill Clinton, especializado en estrategias políticas internacionales y que cobra a Gbagbo 100.000 $ mensuales.


También en los medios marfileños nos descubren documentos clasificados de secretos y que comprometen al gobierno de Sarkozy en su afán por seguir "colonizando" tierras africanas, así como las "maniobras del dirigente francés para colocar a su amigo Ouattara en la presidencia marfileña".

Según estos documentos el pasado 1 de octubre el general de brigada Castres Didier enviaba un comunicado a Autran Francis, comandante al mando de las tropas francesas Licorne en Abidjan, dicho documento señalaba que Alassane Ouattara, era el candidato del Eliseo es decir el candidato de Nicolás Sarkozy y por lo tanto el candidato de Francia. La relación Sarkozy-Ouattara no es nueva sino que se remonta a hace años y se basa en cuestiones de negocios y de amistad personal, ya que Sarkozy incluso ofició la boda civil en octubre de 1990 entre Alassane Ouattara y Dominique Nouvian Folleroux (Presidenta de la Fundación Children of Africa) en el ayuntamiento francés de Neully.
                                                              Dominique Nouvian Folleroux

El objetivo de Francia se plasmó en la que se conoció hace unos días como operación "Kahia 2", una misión geoestratégica basada en neutralizar los principales edificios institucionales, las residencias oficiales y no oficiales de los presidentes de las instituciones y obtener un interlocutor en la cumbre del Estado de Costa de Marfil "para garantizar por efecto inducido el mantenimiento del liderazgo francés en la región". Es decir "dar caza a Laurent Gbagbo y reemplazarle por Alassane Ouattara, el candidato del Elíseo ".

El Kahia 2 se vio trastocado con los resultados de la primera vuelta de las presidenciales y se recurrió entonces al Plan B consistente en contratar a un grupo de mercenarios para atentar contra las autoridades marfileñas. Gbagbo denuncia entonces públicamente un "complot fraco-americano" para que deje el asiento presidencial y asegura que desde Paris se han contratado a 12 mercedarios alemanes para asesinarlo. La llegada de estos mercedarios en un avión fletado con la ayuda del embajador norteamericano en Abidjan, levantó las sospechas hasta el punto en que tuvieron que aterrizar en el aeropuerto de Bouaké, sede de los rebeldes, tras denegarle el aterrizaje en el aeropuerto de Abidjan. Los rostros en blanco y negro de los mercedarios fueron publicados en la prensa marfileña para el conocimiento de toda la población.
Y mientras las dos partes del conflicto siguen usando los medios de comunicación para lanzarse torpedos y desacreditar al adversario al máximo, el Papa llama a la calma en Costa de Marfil en su discurso navideño, el popular capitán de la selección marfileña de futbol Drogba emite un comunicado pidiendo que se respete la democracia y la paz en su país, estudiantes y seguidores de Ouattara toman la embajada marfileña en Paris, y Ouattara su familia y su gobierno celebran las fiestas navideñas encerrados en el Hotel du Golf .

Para hoy se ha convocado una manifestación popular de apoyo a Gbagbo y que supuestamente sería "pacífica" se trataba de la respuesta a la fracasada huelga general que convocó Ouattara para el pasado lunes y que apenas tuvo seguimiento en Abidjan. Finalmente la manifestación ha sido desconvocada, sin embargo la población si ha comenzado a responder a la huelga general y en algunos puntos de la ciudad de Abidjan se paralizaba la actividad comercial y apenas había transporte público.

Mientras la CEDEAO amenaza con una intervención militar para sacar a Gbagbo del poder, la población marfileña ya se muestra cansada de tanta batalla dialéctica, y política, de amenazas exteriores, de presiones económicas que ponen en riesgo los salarios de los funcionarios marfileños , la subida incesante de los precios y la caída de los mercados. Dentro de todas estas limitaciones , que no son pocas, las familias preparan la fiesta de Nochevieja, intentando vivir el día a día con la incertidumbre del mañana que está en manos ajenas.

2 comentarios:

Aurora Moreno Alcojor dijo...

Gran post, muy bien explicado y con información de la que poco o nada se ha hablado en España. A ver si poco a poco y entre todos, conseguimos ir entendiendo qué está pasando en Costa de Marfil.

Saludos

Fátima dijo...

Gracias Aurora simplemente he intentado que los que están pendientes de Costa de Marfil tengan información de lo que pasa también en el otro lado y no solo de lo que nos cuentan desde el interés francés. Después cada uno que saque sus propias conclusiones.
Fátima

Te puede interesar

Related Posts with Thumbnails

Por ahora nos siguen...


Árbol Babobab de Madagascar (Foto de Viaje a Africa)

Se acuerdan de nosotros y nos premian. Gracias

Se acuerdan de nosotros y nos premian. Gracias
(Marzo 2009)

Concedido por Ong Mediterránea (Marzo 2009)

Concedido por Cristina y Diego desde "Mi trocito de África" (Marzo 2009)

Concedido por Bet y Marc de "Camí d'África" (Julio 09)

Concedido por Kagurafrica (Octubre 2009)